Encontré a mi prima metiéndose dos dedos por el culo y me calenté tanto que la empiné sobre la cama y se la metí toda de un jalón.

Me valió madres que mis tíos estuvieran en la casa y pudieran alcanzar a escuchar los gemidos de dolor y de placer de la putona calenturienta de mi prima. En todo caso, fue ella la que andaba de loca, masturbándose furiosamente la pepita mientras que con la otra mano se metía furiosamente sus deditos por el culo. Fue ella la que dejó la puerta de su cuarto sin seguro, imagino que para que pudiera verla mientras se daba placer sobre la cama. Obviamente no dudé en darle a la puta lo que andaba buscando y, antes de que ella pudiera siquiera cubrirse con las sábanas, me abalancé sobre ella para que entendiera que había llegado su macho dominador que le iba a desfondar el culo a punta de vergazos.


MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS