Anal a cuatro patas con mi amiga la flaca de la chamba

3 min 46 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Descripción

Encontrarme con esta hembra 
calenturienta fue neta bien chingón, como encontrar la aguja en el pajar
y sin buscarla, a huevo. La verdad es que soy adicto al sexo anal desde  que una vez cogiendo con una de mis novias se
me resbaló la verga y se la clavé en su culito que se abrió para recibir mi
verga apretando bien sabroso y haciéndome botarle la leche adentro mientras
ella se retorcía de dolor. Esa misma noche terminó conmigo pero mi adicción
apenas comenzaba, desde entonces le pagaba a las putas para que se dejaran
coger por detrás, pero afortunadamente esta flaquita de la chamba tiene las
mismas perversiones que yo y para la colita para que le aviente los mecos en el
culo cada vez que se me pone tiesa la reata.