Cogiendo en el carro con mi novia cachonda

11 min 10 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…
Descripción

Mi vieja es una putita ninfómana adicta al sexo duro e intenso, y a perversiones como el sexo rudo y a exhibirse cogiendo frente a la gente. Se encabrona conmigo si no la hago chorrearse al menos una vez al día y a veces hasta me queda rojo el pito de tanto taladrarle la panocha. Por eso no me sorprendió cuando llegué al coche y me recibió el olor intenso a concha de hembra. La putita me echó unos ojitos culpables y enseguida vi que los asientos de mi coche estaba todo salpicado por sus jugos. Estaba a punto de putearla, porque ¡es mi coche!, pero la puta se abrió de piernas y me dijo “todavía me están chorreando los jugos, comételos si no quieres que manche los asientos”. Ahí me ganó la calentura y comencé a comerle la panocha aunque la gente pasaba y se nos quedaba viendo. Le hubiera metido la verga ahí mismo si no hubiera llegado una patrulla.