De perrito me chingué a la metalera de la universidad y hasta suplicaba por más

112 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Había una morra que se había vuelto famosa por los pasillos de mi universidad, era una metalera y no era muy común encontrarse a una vieja así en una escuela de paga, tenía que aprovechar prácticamente lo exotico que sería tener sexo con ella, le hablé para ligarmela y resultó ser culisuelta la cabrona, ya tenía todo prácticamente asegurado a mi favor, fuimos por unos tragos y poco a poco fue que decidió irse conmigo a mi casa para darle duro a la cogida, parecía que esta vieja venía preparada para que le metieran la verga con un corsé que me la puso muy dura y unos calzoncitos negros transparentes, le encantaba que se lo hicieran de perrito.