Las putitas de la zona rosa me pagan parte de la protección en especie, pero esta es la primera vez que soy el primer cliente de una y estuvo bien sabroso enseñarle el oficio a la puta.

00:46 209 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Normalmente, cuando las putitas acuerdan el precio de su protección, ya sea directo conmigo o a través de sus patrones, exijo que me paguen en especie una parte de lo acordado, para tener el chance de deslecharme con las viejas más sabrosas de toda la zona y de a grapa. Pero una putita nueva es tan preciada, que ni locos sus padrotes me hubieran soltado a una… salvo que los pendejos no se dieron cuenta de cierto aspecto en su INE que los hubiera mandado derechito al tambo y pues ni modo, nos le quedó más remedio que ofrecérmela para que yo le mostrara las delicias del sexo y la convirtiera en una zorra desesperada por verga.