Mañanero con mi hermana mientras mamá duerme

12 min 50 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Descripción

Como mis papás se divorciaron, nunca hubo lana suficiente
para que mi hermana y yo pudiéramos dormir en cuartos separados. El problema
fue que los dos somos casi de la misma edad y crecimos juntos en la edad de la
calentura, así que mientras su chocho empezaba a picarle a mi hermana, mi verga
se ponía bien tiesa todas las noches. Una noche no pude aguantar más y empecé a
acariciar los pechos de mi hermana sobre su sostén, de pronto mis dedos se
hundieron en su calzón y mientras olía mis dedos mojados por sus jugos, sentí
como su manita apretaba mi verga y la sacaba de mi bóxer para llevársela a sus
labios y mamarmela bien rico. Desde entonces somos amantes a escondidas de mi
madre.