Me dijo que le gustaba el sexo rudo y terminó sacando al animal en mí que disfruta de meterle duro el chile mientras la abofeteo y le pego con el fuete.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Me dijo que le gustaba el sexo rudo y terminó sacando al animal en mí que disfruta de meterle duro el chile mientras la abofeteo y le pego con el fuete.

Esta morra se veía santita, pero es el demonio en persona. Con su carita inocente, en realidad es una puta pervertida que disfruta del sexo sin límites y me ha llevado a experimentar sensaciones riquísimas de dominación y sometimiento que me hacen deslecharme como nunca. De por sí la vieja sabe excitarme esperándome en la cama con las piernas bien abiertas y metiéndose unos dedos en la panocha para luego chuparse los dedos para probar sus propios jugos, pero cuando empezamos con el rollo sado me volví loco. Me encanta hacerla mi putita, que sepa quién es su dueño y señor. Quedan pocas viejas buenotas que sepan cuál es su lugar en la cama.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed