No puedo dejar de pensar en el hermoso culito de hembra de mi deliciosa hermana desde que la grabé tragándose el chile de mi cuñado como toda una putita.

14:22 185 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Para ser sincero yo de por sí ya había dejado de ver a mi rica hermana mayor con ojos de hermano, y recuerdo que aunque todavía ni me salían pelos en los huevos, ya me gustaba contemplar sus chichotas bajo la blusa porque en la casa le gustaba andar sin sostén por comodidad. Claro que cuando empecé a tener mis primeras lechadas, me hacía un chingo de pajas pensando en sus piernotas y su culote de hembra que se le había hecho. De cualquier modo tuvimos una relación normal de hermanos, hasta que a la putita se le ocurrió la brillante idea de meter a su novio a la casa y empinarse para él sin verificar que no hubiera nadie, y aunque su novio si se dio cuenta, le valió madre y se la siguió cogiendo bien sabroso.