Saliendo del antro nos vinimos para mi casa y esta vieja pegó unos gritotes

99 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Andaba en el antro con mi novia, ya hacía falta despejarnos después de la chinga que nos habíamos llevado en la universidad, nos la estabamos pasando muy bien hasta que mi novia me dijo “ya es hora de irnos a coger”, con eso nos despedimos de todos y nos fuimos para mi casa listos para hacerlo bien rico, se quitó sus jeans y sus zapatos para echarse a mi cama, yo me encueré por completo y me eché en la cama después, para penetrarla y la cabrona empezó a pegar un chingo de gritos, me preocupaba que despertara a mis jefes pero nos la estabamos pasando bastante bien con esa cochada, hasta me sentí relajado al final.