Sus jefes llegaron cuando mi morra me la estaba mamando

3 min 38 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Mi chava siempre ha sido bien caliente, ahí les dejo unas fotitos de los packs desnuda que me mandaba para siempre mantenerme caliente y que no me fuera con otras viejas. Pero esta vez me demostró lo loquita que está por mí y nos llevó al extremo. Fui como de costumbre a su cantón para ver pelis con su familia, cuando sus papás dijeron que tenían que ir al hospital a ver a su abuela. Apenas salieron, mi vieja me bajó los pantalones y se puso a mamarme el chile mientras se bajaba el calzón para dedearse su panochita estrecha salvajemente. En eso escuchamos que se abre la puerta y ¡córrele a escondernos al baño! Pero andaba tan jariosa que ni ahí se calmó y hasta se empinó que porque el peligro la ponía más cachonda.